«Mujercitas»: sabor a clásico con un toque feminista

dav

Greta Gerwig, una de las cineastas norteamericanas independientes más destacadas y reconocidas de los últimos años por haber protagonizado y escrito el guion de Frances Ha (2012) de Noah Baumbach (que este año ha estrenado la agridulce Historia de un matrimonio) o haber dirigido Lady Bird (2017), nos ofrece su trabajo más clásico y redondo hasta la fecha. Si las películas mencionadas, protagonizadas por mujeres de fuerte personalidad que sienten, actúan y dudan, eran fruto de una audaz e incisiva autorreflexión sobre episodios de su propia vida, en el caso de Mujercitas, la directora acude a la archiconocida novela de Louisa May Alcott para ofrecer su personal visión sin contradecir por ello la versión original, pero añadiendo un giro final inesperado y feminista, más acorde con la actualidad de los tiempos que corren, y que deja abierta la puerta a la libre interpretación que cada espectador pueda hacer: los habrá románticos y los habrá rompedores con lo establecido.
Resulta indudable que Mujercitas sea, junto con Cuento de Navidad, una de las historias asociadas por antonomasia a la Navidad, habiendo despertado el interés de numerosos realizadores que han sabido ver en ella su enorme potencial. George Cukor (1933), Mervyn LeRoy (1949) o Gillian Armstrong (1994) son solo algunos de los directores que trasladaron las andanzas de las hermanas March, aunque ninguno se había atrevido a mostrar antes a Jo como una mujer plenamente emancipada e interesada más por su faceta profesional como escritora que por el amor, algo que aquí aparece relegado a un lugar bastante secundario. Atención a esa escena en la que una ojiplática Saoirse Ronan observa con impaciencia la impresión de su novela como si aguardase el nacimiento de un bebé. Este año, además, hemos tenido la relectura Días de navidad, la agradable miniserie creada por Pau Freixas para la plataforma Netflix que, pese a sus irregularidades, consigue entretener además de haber logrado reunir en pantalla a actrices de la talla de Verónica Forqué, Charo López, Ángela Molina o Victoria Abril. Volviendo con Mujercitas, Greta Gerwig ha obtenido un resultado más que sobresaliente. Con una estructura narrativa no lineal a base de flashbacks, lo que ha podido desorientar y confundir a algunos espectadores a mí me ha resultado una interesante y original manera de abordar el relato conocido, un relato donde destaca el magnífico y perfecto duelo interpretativo sostenido entre Jo/Saoirse Ronan y Amy/Florence Pugh (que este año protagonizó la lisérgica y desasosegante Midsommar de Ari Aster). Una cinta ideal para disfrutar en estas fechas.

3 comentarios en “«Mujercitas»: sabor a clásico con un toque feminista”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s