«La trinchera infinita»: España vista desde la ventana indiscreta

IMG_20191106_121401

Sin lugar a dudas estamos ante una de las grandes películas del año junto con Joker de Todd Phillips y la inclasificable, pero brillante, Parásitos del surcoreano Bong Joon-ho, y que pasará a la historia tanto por su calidad técnica como de sus intérpretes. Al inicio de la guerra civil, en un pueblo andaluz, Higinio (imponente Antonio de la Torre) se convierte en un topo que, por temor a sufrir represalias, decide ocultarse en el sótano de su casa con la complicidad de Rosa, su mujer (magistral Belén Cuesta, que se corona con este trabajo como una grandísima y camaleónica actriz dotada tanto para el drama como para la comedia (recuérdense sus anteriores papeles en La llamada o en Paquita Salas)). Inspirada en hechos reales, a lo largo de sus 147 minutos asistiremos a 33 años de intrahistoria de una España atávica y primitiva donde el instinto de supervivencia asumirá el protagonismo.  

La trinchera infinita, que se mueve a medio camino entre el drama más descarnado y el thriller más inquietante, está narrada a través de la perspectiva de Higinio, quien al igual que Jeff/James Stewart en el clásico de Hitchcock, La ventana indiscreta (1954), actuará como un peeeping Tom o testigo invisible (a veces incluso con prismáticos) de la Historia y de la permanente amenaza de un vecino empeñado en demostrar que no ha muerto. Desde su refugio, Higinio observará con resignación pasar los años de su vida como una sombra junto a su sacrificada y resistente mujer. 

Rodadas las escenas iniciales con un estilo de cámara al hombro que nos recuerda a la sobrevalorada El hijo de Saúl (2015) del húngaro László Nemes, cinta inmersiva a los horrores de Auschwitz, todo lo que en aquella podía parecer excesivo y mareante, en esta resulta equilibrado. Como decía, el nerviosismo de los planos subjetivos y la oscuridad de la primera mitad de metraje dejan paso a movimientos de cámara calmados y a una gama de colores más luminosa en la segunda parte. Si bien es cierto que la historia del miedo durante la guerra y la posguerra ya se habían abordado anteriormente en novelas como Un largo silencio (2000) de Ángeles Caso o en películas como El laberinto del fauno (2006) de Guillermo del Toro, Los girasoles ciegos (2008) de José Luis Cuerda, La voz dormida (2011) de Benito Zambrano, o el reciente acercamiento a uno de los episodios más famosos de la España contemporánea en la necesaria (ahora más que nunca) Mientras dure la guerra (2019) de Alejandro Amenábar, lo que logra el film de Garaño, Arregui y Goenaga es sumergir literalmente al espectador en esa atmósfera opresiva donde todo lo que vemos, todo lo que oímos, es a través de los sentidos de Higinio, personaje con sus luces y sus sombras, al igual que su esposa, pero que por eso mismo resultan tan cercanos y tan humanos. Extraordinario y agobiante drama sobre el miedo y el paso del tiempo, tema este último que ya plantearon sus directores en Loreak (2014), aquella joya unánimemente alabada por la crítica, pero desconocida por muchos hoy, y que, desde aquí, reivindico encarecidamente; cinta de historias entrelazadas sobre el temor a olvidar a los muertos cuando pasa el tiempo.

4 comentarios en “«La trinchera infinita»: España vista desde la ventana indiscreta”

  1. […] Empezaré resaltando que no soy muy fan del género bélico para señalar a continuación, sin embargo, que apoyo las palabras de todos esos críticos y espectadores que han considerado 1917 como una de las mejores cintas de 2019. Sin duda, y posiblemente influenciado por algunos videojuegos, Sam Mendes ha creado una auténtica experiencia inmersiva en un campo de batalla desolado que pone la piel de gallina gracias a la épica y sobrecogedora banda sonora de Thomas Newman. Recordaré, además, que el año pasado nuestro cine nos dejó también otro magnífico ejemplo de inmersión (a escala diferente) en La trinchera infinita. […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s