Cinco horas con Pennywise

 

 

Con el tiempo recordaré con cierto orgullo y algo de nostalgia haber sido uno de los afortunados que pudieron ver en pantalla grande los dos capítulos seguidos de It de Andy Muschietti, sin duda la mejor manera de disfrutarlos plenamente pues ambas partes funcionan como un díptico perfecto en el que una da sentido a la otra y viceversa (de hecho, la intención de su director es fusionarlas en un futuro añadiendo alguna escena que se quedó en la sala de montaje). Como ya hice la crítica de la primera parte en su momento, en esta entrada me centraré en la segunda. Empezaré diciendo que, contradiciendo a lo que dicen bastantes de los comentarios que he leído por ahí, este segundo capítulo consigue solventar algunos de los defectos que le achaqué a su predecesora, logrando superarla y resultando mejor en varios aspectos: en este caso las entradas del payaso están más equilibradas con las secuencias de «tranquilidad» y de diálogo. Otra de las cosas que se agradecen (y que ya estaba en la primera película) es la fidelidad con respecto al material original narrado en la novela, incluso con aquellos episodios que pudieran resultar más crudos. Especial atención merece la aparición inicial del actor/director de cine Xavier Dolan (apodado por algunos como el enfant terrible o el Pedro Almodóvar francés que dirigió el videoclip Hello (2015) de Adele), interpretando a Adrian Mellon, una de las víctimas homosexuales de Pennywise, en una escena tan desagradable como pude imaginarla cuando leí el libro (y que se omitió, por cierto, en la versión de los 90).

 

El momento no ha estado exento de polémica llevando a aseverar a algunos que Stephen King es homófobo. Sin embargo, su intención, al igual que la de Muschietti, no fue otra que la de denunciar el odio y la violencia. Y es que, la agresión descrita en la novela se basa en un episodio real acontecido por desgracia en Maine en 1984: tres menores agredieron a un gay (Charlie Howard) al que arrojaron por un puente provocando su ahogamiento.

Además de todo lo mencionado hasta ahora, uno de los puntos fuertes de la película es la elección del reparto para dar vida al Club de los Perdedores cuando son adultos ya que guardan un más que indudable parecido con el elenco adolescente: Jessica Chastain (Beverly), James McAvoy (Bill), James Ransone (Eddie), Andy Bean (Stanley), Isaiah Mustafa (Mike), Bill Hader (Richie) y Jay Ryan (Ben).

dav

Para todo aquel que se muestre reticente a la hora de acercarse a esta ficción por considerarla como otra historia de terror, le persuadiré diciendo que es eso, sí, pero es mucho más.

Derry, ese pueblo estadounidense de Maine inventado por la vasta genialidad de Stephen King en 1986, constituye un microcosmos, similar a otros escenarios como la Vetusta de La Regenta, el Macondo de Cien años de soledad, la Comala de Pedro Páramo, el condado de Yoknapatawpha de algunas de las novelas de William Faulkner, el Elizondo de la Trilogía del Baztán, la Vitoria de la Trilogía de la Ciudad Blanca o Hawkins, de la existosa Stranger things, una serie en la que sus creadores, los hermanos Duffer, se han encargado de reconocer la influencia directa de la extensa novela del maestro del terror contemporáneo. Como decía, a ese microcosmos habrán de regresar 27 años después los miembros del Club de los Perdedores para enfrentarse de nuevo y por última vez a todos esos miedos y traumas que creían olvidados. Derry es ese espacio de la infancia y la amistad observado con nostalgia, pero, al mismo tiempo, es ese lugar donde aflora lo peor del ser humano, materializado a través de la figura diabólica de Pennywise, el extraterrestre que, como si de la criatura boggart del mágico mundo de Harry Potter se tratase, adopta la forma de tus temores más recónditos. En Derry encontramos racismo, abusos, sentimiento de culpabilidad, homofobia, machismo… En una sociedad que ha crecido con la violencia expuesta en  las pantallas, puede que It solo sea un título más en ese tornado de imágenes sangrientas. Sin embargo, diré que aquí la violencia cobra pleno sentido para reflejar ese lado más oscuro del hombre. En definitiva, un merecido y muy emocionante cierre a la adaptación de uno de uno de los mejores libros del siglo XX que, he de confesarlo, me hizo derramar alguna lagrimita al final, y eso, sinceramente, no me lo provoca cualquier película. Una historia sobre el poder de la amistad y la imaginación para vencer nuestros miedos porque, aunque los adultos nos empeñemos muchas veces en olvidar a ese Principito del que hablaba Saint-Exupéry o James M. Barrie en Peter Pan, es en el reino de la infancia donde residen muchas de las respuestas a los problemas que nos asolan cuando somos adultos.

 

6 comentarios en “Cinco horas con Pennywise”

  1. […] Dos años después del estreno de El guardián invisible (2017), basada en la primera novela de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo, y coincidiendo además con la publicación de su precuela, La cara norte del corazón, Fernando González Molina vuelve a colocarse detrás de las cámaras en esta emocionante secuela. Si aquella pequeña gran obra (cuya historia se inspiraba en El cebo (1958) de Ladislao Vajda) pasó algo desapercibida por la cartelera, su subida a la plataforma Netflix ha conseguido que muchos espectadores que no se acercaron a ella en su momento lo hagan ahora. Para todo aquel interesado en explorar lar relaciones intertextuales entre obras le animo a revisar el clásico de Vajda, donde hallará importantes puntos de conexión con El guardián invisible y ese curioso entrelazamiento de la fantasía (cuentos y leyendas) con la realidad que jugará un papel crucial a la hora de determinar la identidad del asesino. Viendo El cebo, uno llega a entender el papel de clásico que ha adquirido al haber servido de referente a otros artistas, como por ejemplo Stephen King y la célebre escena del barquito de papel con la que se iniciaba su novela It. […]

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s